top of page

Frecuencia de Mantenimiento para Puertas de Garaje en Estacionamientos de Hasta 50 Plazas.

El número de revisiones de mantenimiento de una puerta de garaje en un parking de hasta 50 plazas de garaje puede variar según diversos factores, como la calidad de la puerta, la frecuencia de uso y las condiciones ambientales locales. Sin embargo, para garantizar un funcionamiento seguro y confiable, se recomienda realizar al menos dos revisiones de mantenimiento al año.



Estas revisiones tienen como objetivo identificar problemas potenciales, mantener la puerta en buen estado y prolongar su vida útil. A continuación, se explica en detalle la importancia de estas dos revisiones anuales:


1. Revisión de mantenimiento semestral: La primera de las dos revisiones anuales debe llevarse a cabo al comienzo de la temporada fría y la otra al inicio de la temporada cálida. Durante estas revisiones, un técnico especializado en puertas de garaje evaluará el estado general de la puerta y sus componentes. Esto incluye la inspección de los siguientes aspectos:

  • Comprobación de la alineación de la puerta.

  • Verificación de la tensión de los resortes y su lubricación.

  • Inspección de los rieles y los sistemas de rodillos.

  • Lubricación de las partes móviles.

  • Prueba de los sistemas de seguridad, como los sensores de obstáculos y

  • Prueba de los sistemas de liberación de emergencia.

  • Evaluación del motor y los componentes eléctricos (si la puerta es automática).

2. Ajustes y reparaciones preventivas: Durante estas revisiones, cualquier problema identificado se abordará de inmediato. Esto incluye ajustes menores, reparaciones de componentes desgastados o dañados, y la aplicación de lubricantes adecuados para garantizar un funcionamiento suave. Además, se pueden identificar y resolver problemas potenciales antes de que se conviertan en costosas averías.


3. Mantenimiento de la seguridad: Las revisiones semestrales aseguran que los sistemas de seguridad, como los sensores y las funciones de liberación de emergencia, estén operativos y sean efectivos. Esto es fundamental para evitar accidentes y garantizar la seguridad de las personas que utilizan el estacionamiento.


4. Prolongación de la vida útil: Realizar dos revisiones de mantenimiento al año contribuye significativamente a prolongar la vida útil de la puerta de garaje. Mantener la puerta en buen estado reduce la probabilidad de fallas inesperadas y minimiza la necesidad de costosas reparaciones o reemplazos prematuros.


En resumen, llevar a cabo al menos dos revisiones de mantenimiento al año para una puerta de garaje en un parking de hasta 50 plazas es una práctica recomendada para garantizar su funcionamiento seguro y confiable, así como para extender su vida útil. Estas revisiones permiten detectar problemas a tiempo, realizar ajustes preventivos y mantener los sistemas de seguridad en óptimas condiciones.

7 visualizaciones0 comentarios

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page