top of page

Coloca el automatismo de la puerta en una zona libre de riesgos.

La instalación de la central de mandos de la puerta de garaje fuera de la zona de movimiento de la puerta es una medida de seguridad fundamental tanto para el personal encargado de su operación como para los usuarios. Esta práctica contribuye a minimizar los riesgos y prevenir accidentes en el entorno de la puerta.


Al ubicar la central de mandos fuera de la zona de movimiento de la puerta, se evita que el personal se encuentre cerca de la trayectoria de apertura o cierre de la puerta. Esto reduce significativamente el riesgo de atrapamiento o impacto involuntario, protegiendo la integridad física de quienes operan la puerta.


Además, es importante colocar la central de mandos a nivel del suelo, sin requerir el uso de escaleras o plataformas elevadoras. Subir a alturas elevadas aumenta el riesgo de caídas y accidentes, especialmente en comunidades de vecinos donde múltiples personas pueden necesitar acceder a la central. Al mantenerla a nivel del suelo, se facilita el acceso seguro y se cumple con los protocolos de riesgos laborales.


Estas medidas son esenciales y están respaldadas por los protocolos de riesgos laborales obligatorios en comunidades de vecinos. Cumplir con estas pautas garantiza un entorno seguro para el personal y los usuarios, minimizando los riesgos asociados con la operación de la puerta de garaje.



9 visualizaciones0 comentarios

コメント

5つ星のうち0と評価されています。
まだ評価がありません

評価を追加
bottom of page