top of page

Soluciones comunes para la avería de puertas de garaje basculantes con motor hidráulico que no cierran.

Introducción

Las puertas de garaje con motor hidráulico ofrecen comodidad y eficiencia, pero como cualquier sistema mecánico, pueden experimentar averías. Uno de los problemas más comunes que enfrentan los propietarios es la puerta que no cierra correctamente, a pesar de escuchar el sonido del motor. En este artículo, exploraremos algunas de las causas más frecuentes de este inconveniente y las posibles soluciones.


1. Regulación de la fuerza del motor hidráulico:

El motor hidráulico encargado de operar la puerta basculante puede requerir una regulación de la fuerza. Este problema se puede solucionar con una simple revisión. Ajustar la fuerza del motor puede ser necesario con el tiempo debido al desgaste normal. Un técnico calificado puede realizar esta tarea para garantizar un funcionamiento suave y seguro de la puerta.


2. Paracaídas de seguridad desplegados:

Muchas puertas de garaje modernas están equipadas con sistemas de seguridad, como paracaídas, que se despliegan en situaciones de emergencia. Si estos paracaídas se han desplegado accidentalmente, la puerta puede quedar bloqueada en la posición abierta. Verifique si hay algún indicador o luz que señale el despliegue de los paracaídas y, si es necesario, restablezca el sistema siguiendo las instrucciones del fabricante.


3. Problemas mecánicos que requieren atención técnica:

Si el motor hidráulico está funcionando correctamente, pero la puerta no cierra, es posible que haya problemas mecánicos que requieran la intervención de un técnico especializado. Pueden incluir obstrucciones en los contrapesos, cables de acero que se destensan o deshilachan, o cualquier otro problema estructural que impida el movimiento suave de la puerta. En estos casos, es crucial ponerse en contacto con un profesional para una evaluación y reparación adecuadas.


Conclusiones:

Las puertas de garaje con motor hidráulico son una adición conveniente a cualquier hogar, pero es esencial abordar rápidamente cualquier problema que impida su correcto funcionamiento. Desde ajustes simples en la regulación de la fuerza hasta problemas mecánicos más complejos, cada situación puede tener su solución específica. La clave reside en la atención oportuna y, en caso de duda, consultar a un profesional para garantizar la seguridad y la funcionalidad continua de la puerta de garaje.



21 visualizaciones0 comentarios

Comentarios

Obtuvo 0 de 5 estrellas.
Aún no hay calificaciones

Agrega una calificación
bottom of page